¿POR QUÉ TENER FIEBRE DE VEZ EN
CUANDO NOS PROTEGE CONTRA EL
CÁNCER? SISTEMA INMUNE Y CÁNCER
Fuente: Itzíar González de Arriba.
Resumen: La salud del sistema inmune es clave a la hora de preservar un buen estado de salud. En
esta entrada verás en concreto como tu sistema inmune puede tener un evecto preventivo contra el
desarrollo del cáncer.
SISTEMA INMUNE:
Biología del sistema inmune. El sistema inmune (SI) tiene dos componentes intercomunicados:
Inmunidad innata o inespecífica e inmunidad adquirida o específica con dos componentes
complementarios: humoral (efectuada por células B secretoras de anticuerpos) y celular (por
linfocitos T CD4+ y CD8+). Laslulas del sistema inespecífico, neutrófilos, macrófagos y células
dendríticas (CPA) inician y amplifican las respuestas inmunes fagocitando gérmenes y antígenos
para presentarlos a los linfocitos T ayudadores (T CD4) del SI específico quién decide qué tipo de
inmunidad específica o adquirida actuará, si la humoral o la celular: Th2 o Th1 (2).
Los linfocitos Th1 producen IL-2 (3) e IFN-γ (4) que activan macrófagos, células NK, CD4 y CD8
efectores de la inmunidad celular, mientras que las clonas Th2 secretan IL-4 (5), IL-5, IL-6, IL-10 e
IL-13 que modulan la producción de las distintas clases y subclases de inmunoglobulinas por
los linfocitos B, así: IL4 induce la síntesis de inmunoglobulina G (IgG) 1, 3 y 4; IL5 induce IgA y
eosinófilos, IL-6 induce IgM e IgE es inducida por altos niveles de IL-4 e IL-13. Las CPA
y macrófagos además de fagocitar y presentar antígenosmodulan la inmunidad específica (5),
secretando IL-12 que estimula la producción de IFN-γ y células Th1; por el contrario, si secretan
IL-10 e IL-6 estimulan clonas Th2. Esto es muy importante porque la inmunidad específica celular
Th1 elimina gérmenes de crecimiento intracelular (intracitoplasmáticos y en fagosomas) como
virus, micobacterias y tumores y las clonas Th2 generan inmunidad humoral constituida por
inmunoglobulinas neutralizantes y opsonizantes de gérmenes extracelulares (6) y además porque la
polarización Th1/Th2 del sistema inmune ejerce regulación cruzada teniendo en cuenta que las
citocinas que generan células Th1 inhiben el desarrollo de Th2 mientras que las interleucinas que
generan células Th2 en su mayoría son antinflamatorias y anulan las acciones proinflamatorias de
las Th1, esto es de vital importancia clínica porque al generarse células que no respondan con el
grupo de citocinas apropiadas, la respuesta es desviada o errónea, no efectiva para eliminar el
antígeno e incluso dañina para el paciente.
CÁNCER Y TH2:
Aunque el mecanismo de las respuestas antitumorales son muy complejas, los datos recientes
sugieren un papel central de las células T CD4+ (7). En este contexto, las respuestas orientadas a
Th2 no promueven actividad tumoricida mediada por células; parecen además contribuir a la
ineficacia de la respuesta antitumoral (8). Esto ha sido sustentado por la observación de algunos
agentes quimioterapéuticos que pueden ejercer su actividad benéfica por cambio del patrón de
citoquinas alrededor de una lesión tumoral de Th2 a Th1 (9).
Las vías Th1 suelen producir la activación de los linfocitos T citotóxicos (Tc), las células NK,
macrófagos y monocitos, que pueden atacar las células cancerosas y, en general defender contra los
tumores (10). La IFN-gamma y otras citocinas Th1 son generalmente más bajos en pacientes con
cáncer avanzado, mientras que el marcador Th2 IL-4 puede ser mayor o igual (11). Los nódulos de
cáncer de pulmón de células no pequeñas recién retirado de los pacientes expresaron un marcado
desequilibrio hacia Th2, al igual que las muestras de IL2 de biopsias de carcinomas de células
basales en pacientes con cáncer de próstata, que fue baja (Th1) y se encontraron muestras elevadas
de IL-10 (12). El aumento de la IL-10 es un factor común en el cáncer (10).
IL-10 tiene una variedad de efectos supresores que incluyen inhibición de la producción de
citoquinas Th1, bajo la regulación de CPA y la función de las células NK, y la reducción de la
proliferación global de las lulas T. Especialmente bajo la influencia de IL-4 (Th2), las células
tumorales al parecer regulan hasta la IL-10, que suprime las células cercanas asesinas NK. Se han
documentado tumores derivados de IL-10: el linfoma, carcinoma de ovario, el melanoma, el
neuroblastoma, el de células renales y el carcinoma de colon (13). IL-12 es otra citocina que puede
ser regulada por células Th1 e inhibe Th2. Una relación IL-12/IL-10 baja se encontró en pacientes
con cáncer de cuello uterino (10). Estudios clínicos recientes sugieren que elevados niveles de IL-
10 es un factor predictivo de mal pronóstico. Por tanto IL-4 e IL-10 está demostrado que son
inhibidores de Th1 y promotores de la actividad de Th2, que es la capacidad reconocida del tejido
canceroso para suprimir la inmunidad (13).
Anti-citocinas para el tratamiento del cáncer están actualmente en curso, incluida la posible
inserción de genes pro-Th1 en los tumores. Sin embargo, lo que agrava el tema de los desequilibrios
de citocinas es la contribución desconocida, pero probablemente considerable de las sustancias no-
citocina producida por los tejidos del tumor para ayudar a suprimir la actividad de las lulas
Th1. Como los interferones, las interleucinas son citocinas que ocurren naturalmente en el cuerpo y
se pueden hacer en el laboratorio. Se han identificado muchas interleucinas; la interleucina-2 (IL-2
o aldesleucina) ha sido la que se ha estudiado con mayor amplitud en el tratamiento del cáncer. La
IL-2 estimula el crecimiento y la actividad de muchas células inmunes, como los linfocitos, que
pueden destruir células cancerosas. La FDA ha aprobado la IL-2 para el tratamiento de cáncer de
riñón metastático y de melanoma metastático. Los investigadores siguen estudiando los beneficios
de las interleucinas para tratar otros cánceres diversos, como el cáncer colorrectal, el de ovarios, de
pulmón, de cerebro, de seno, de próstata, algunas leucemias y algunos linfomas. En la actualidad no
hay evidencia y la hipótesis Th1/Th2 carece de apoyo definitivo de la literatura en cáncer (14).
HIPÓTESIS BASADA EN LA EVIDENCIA:
Experimentalmente, la polarización Th1 se transforma rápidamente a una posición dominante Th2 a
través de agotamiento de glutatión intracelular, y viceversa. El mercurio agota el glutatión y
polariza hacia el dominio Th2. Varios nutrientes y las hormonas influyen en el balance Th1/Th2
mensurable, como los esteroles vegetales, la melatonina, los probióticos, la progesterona, y los
minerales selenio y zinc.La cadena larga omega-3, los ácidos grasos EPA (ácido eicosapentaenoico)
y DHA (ácido docosahexaenoico) tiene efectos antiinflamatorios que parecen no tener que ver con
un efecto Th1/Th2 específico (15).
Y POR ESO TENER FIEBRE UNA VEZ AL AÑO INDICA QUE NUESTRO SISTEMA INMUNE
TH1 FUNCIONA BIEN Y HAY MENOS POSIBILIDADES DE DESARROLLAR CÁNCER.
OTRA COSA ES LOS QUE TIENEN FIEBRE MUCHAS VECES O CATARROS O ENFERMAN
CONTINUAMENTE PORQUE ESO SIGNIFICA PRECISAMENTE QUE EL TH1 NO
FUNCIONA BIEN Y NO PUEDE LUCHAR EL ORGANISMO CONTRA LOS VIRUS
BANALES QUE CADA DÍA PENETRAN EN ÉL.
1. Bibliografía:
2. Paul WE, Seder RA. Lymphocytes responses and cytokines. Cell 1994; 76:241-251.
3. Barrett, JT TEXTBOOK OF IMMUNOLOGY (St. Louis: The CV Mosby Company, 1978),
p. 320.
4. Sato M, Goto S, Kaneki R, et al. Alteración de la producción de citocinas Th1 y aumento en
la frecuencia de subconjuntos Th2 en CMSP de pacientes con cáncer avanzado. Contra el
cáncer Res 1998; 18:3951-3955.
5. Filella X, Alcover J, Zarco MA, et al. El análisis de las citocinas tipo T1 y T2 en los
pacientes con cáncer de próstata. Próstata 2000; 44:271-274.
6. Huang M, Wang P, Lee J, et al. Humanos con células pequeñas de cáncer de pulmón
expresan un patrón de citoquinas tipo 2. Cancer Res 1995; 55:3847-3853.
7. Hung K, Hayashi R, Lafond-Walker A, Lowenstein C, Pardoll D, Levitsky H. The central
role of CD4+ T cells in the aptitumor response. J Exp Med 1998.188, 2357-68.
8. Roussel E, Gingras MC, Grimm EA, Bruner JM, Moser RP Predominance of a type2
intratumoral immune response in fresh tumour-infiltrating lymphocytes from human
gliomas. Gin Exp Immunol 1996, 105: 344-52.
9. Inagawa H Nishzawa T Honda T, Nakamoto T, Takagi K, Soma G. Mechanisms by which
chemotherapeutic agents augment the antitumor effects of turner necrosis factor involvement
of the pattern shift of cytokines from Th2 to Th1 in tumor lesions. Anticancer Res 1998,18,
3957-64.
10. Shurin MR, Lu L. Kalinski R et al. Th1/Th2 balance in cancer, transplantation and
pregnancy. balance Th1/Th2 en el cáncer, el trasplante y el embarazo. Springer Semin
Immunopathol 1999; 21:339-359.Springer Semin Immunopathol 1999;21:339-359.
11. Sato M, Goto S, Kaneki R, et al. Alteración de la producción de citocinas Th1 y
aumento en la frecuencia de subconjuntos Th2 en CMSP de pacientes con cáncer avanzado.
Contra el cáncer Res 1998; 18:3951-3955.
12. Filella X, Alcover J, Zarco MA, et al. El análisis de las citocinas tipo T1 y T2 en los
pacientes con cáncer de próstata. Próstata 2000; 44:271-274.
13. Huang M, Wang P, Lee J, et al. Humanos con células pequeñas de cáncer de pulmón
expresan un patrón de citoquinas tipo 2. Cancer Res 1995; 55:3847-3853.
14. Instituto Nacional del Cáncer en Http: //www.cancer.gov/clinical trials/. University
of Bonn, Medical Center.
15. Kidd P. Th1/Th2 balance: the hypothesis, its limitations, and implications for health
and disease. Altern Med Rev. 2003 Aug;8(3):223-46.